Como protegerse del robo de datos personales en la red

Vaya al Contenido

Como protegerse del robo de datos personales en la red

CiberSOS
Publicado de CiberSOS en Ciber Consejos · 18 Enero 2023
El robo de datos en la red es una amenaza cada vez más frecuente y grave para la seguridad y la privacidad de los usuarios de internet. Se trata de la apropiación ilegal o no autorizada de información personal o confidencial que se almacena o se transmite a través de la red, con fines maliciosos o lucrativos. Algunos ejemplos de datos que pueden ser robados son: nombres, direcciones, números de teléfono, correos electrónicos, contraseñas, números de tarjetas de crédito, datos bancarios, historiales médicos, preferencias de consumo, etc.

Puede tener consecuencias negativas para las víctimas, como: pérdida de dinero, suplantación de identidad, fraude, extorsión, chantaje, acoso, difamación, daño a la reputación, violación de derechos, etc. Además, el robo de datos en la red puede afectar a la confianza y la credibilidad de las instituciones, las empresas y los servicios que operan en el ámbito digital.

Existen diferentes formas y medios para realizar el robo de datos en la red, como: ataques informáticos, phishing, malware, spyware, keyloggers, ransomware, botnets, etc. Estas técnicas pueden aprovechar las vulnerabilidades o las negligencias de los sistemas de seguridad o de los propios usuarios.

Para evitar ser víctimas de este tipo de ataques, es necesario tomar una serie de medidas de prevención y protección que garanticen la seguridad y la privacidad de nuestros datos en la red.

 
1. Utiliza contraseñas seguras y diferentes para cada cuenta o servicio que uses. Evita usar datos personales como tu nombre, fecha de nacimiento o número de teléfono como parte de tu contraseña. Cambia tus contraseñas periódicamente y no las compartas con nadie.
 

2. Activa la verificación en dos pasos o la autenticación de dos factores siempre que sea posible. Esto añade una capa extra de seguridad a tu inicio de sesión, ya que requiere un código que se envía a tu teléfono o a una aplicación móvil, además de tu contraseña.
 

3. Mantén actualizados tus dispositivos y aplicaciones. Las actualizaciones suelen incluir parches de seguridad que corrigen vulnerabilidades que podrían ser aprovechadas por los ciberdelincuentes. También es recomendable instalar un antivirus y un firewall en tu ordenador y escanearlo regularmente.
 

4. Evita conectarte a redes wifi públicas o abiertas, especialmente si vas a realizar operaciones sensibles como compras online o consultas bancarias. Estas redes pueden ser inseguras y permitir el acceso a tus datos por parte de terceros. Si necesitas usar una red pública, usa una VPN (red privada virtual) para cifrar tu conexión y proteger tu privacidad.
 

5. No abras correos electrónicos o mensajes sospechosos o que provengan de fuentes desconocidas. Pueden contener enlaces o archivos adjuntos maliciosos que intenten infectar tu dispositivo o robar tu información. Tampoco proporciones tus datos personales o financieros a través de correo electrónico o mensajes, ya que podrías ser víctima de phishing o suplantación de identidad.
 

6. Revisa los permisos y la configuración de privacidad de las aplicaciones y servicios que usas. Asegúrate de que solo accedan a los datos que necesitan para funcionar y que no compartan tu información con terceros sin tu consentimiento. También puedes borrar las cookies y el historial de navegación de tu navegador para evitar el rastreo de tus hábitos online.
 

7. Usa una tarjeta de crédito virtual o prepago para realizar compras online. De esta forma, limitas el riesgo de que tus datos bancarios sean robados o usados fraudulentamente. También puedes usar servicios de pago seguro como PayPal o Google Pay, que actúan como intermediarios entre tú y el vendedor y no revelan tus datos financieros.
 

8. Crea copias de seguridad de tus datos importantes y almacénalas en un lugar seguro. Puedes usar un disco duro externo, una memoria USB o un servicio de almacenamiento en la nube para guardar tus documentos, fotos, vídeos y otros archivos. Así, en caso de que tu dispositivo sea robado, perdido o dañado, podrás recuperar tu información fácilmente.
 

9. Vigila tus cuentas y tarjetas bancarias y revisa periódicamente los movimientos y saldos. Si detectas alguna operación sospechosa o no autorizada, comunícalo inmediatamente a tu entidad financiera y bloquea tu tarjeta. También puedes solicitar alertas por SMS o correo electrónico cada vez que se realice una transacción con tu tarjeta.
 
 

"Sé consciente de los riesgos y las amenazas que existen en la red y educa a tus familiares y amigos sobre cómo protegerse del robo de datos. No te fíes de ofertas demasiado buenas para ser verdad, no participes en sorteos o concursos dudosos y no descargues aplicaciones o programas de fuentes no oficiales o confiables.




info@cibersos.com
Regreso al contenido